7 Pasos para dejar de tomar refrescos ¡Cuida tu salud!


A pesar de la gran popularidad que tienen los refrescos, estudios demuestran que su consumo es perjudicial para la salud debido a su gran contenido de azúcar, sobre todo en aquellas personas que lo consumen de forma regular.

Refresco

Ahora bien, si tú quieres mejorar tu calidad de vida y eliminar estas bebidas de tu dieta, entonces te damos 7 consejos para que comiences a reemplazarlos por opciones más saludables hasta que los dejes por completo.

¿Qué necesitas?

Tomar agua mineral

Agua mineral con gas: Para tener éxito en esta dura travesía el sustituto de tu refresco debe ser lo más parecido a este. Claro está que sin los químicos que te están haciendo daño, y la cantidad de azúcar que posee.

Concentrados de frutas: Recientemente se ven muchos mas concentrados de fruta en los supermercados, de igual forma puedes hacerlos en casa. Si eliges los correctos estarás introduciendo en tu organismo una buena cantidad de antioxidantes, vitaminas y minerales con endulzantes naturales.

Paso a paso

  1. El primer paso,  es el más importante para dejar los refrescos de dieta. Este consiste en  deshacerte de todos los refrescos que tengas en casa.
  2. Lo primero que debes hacer por la mañana es beber un buen vaso de agua que te hidrate y te quite la sed de forma inmediata para que no tengas la tentación de beber refresco al menos durante la mañana. También te recomendamos que lleves siempre contigo un buen termo o botella llena de agua para que te puedas mantener hidratado durante el día.
  3. Come un buen desayuno cargado de proteínas y grasas de las buenas. Puedes comer huevos o también aguacate. Los cereales procesados y el pan blanco están cargados de carbohidratos y te dan un breve empujón pero luego hacen que el azúcar en la sangre descienda haciéndote sentir cansada y hambrienta. Por lo tanto es mejor que te alejes de esa montaña rusa que te hace desear azúcar.
  4. ¿Cuáles eran los momentos en los que te provocaba beber un refresco? Lo que debes hacer es tener a esas horas siempre disponible una buena agua mineral con gas o un jugo de frutas que te haga desaparecer esa necesidad por el refresco.
  5. Tu desayuno, almuerzo y cena debe estar basado en comidas sanas con proteínas, grasas de las buenas y ensaladas. Algo de salmón o pollo al horno con una ensalada de hojas verdes y un poco de aguacate. Y si te provoca algo a media tarde puedes intentar con unas nueces o almendras para calmar el hambre.
  6. Olvídate de visitar los locales de comida rápida cuando estás intentando alejar de los refrescos de dieta.
  7. Investigadores han demostrados que toma un plazo de dos semanas para que un nuevo hábito se apodere de tu rutina. Si has estado bebiendo refresco de dieta por mucho tiempo no será tan sencillo por lo que no debes vacilar en ningún momento y mantenerte firme en tu decisión hasta que este mal habito se haya ido de tu vida.

¡INTÉNTALO! 

FullMusculo / recetasparaadelgazar.com
Share