Los niños asmáticos y el humo de segunda mano (padres fumadores). Enterate

El riesgo de requerir una hospitalización se duplica en los niños con asma que están expuestos al humo de segunda mano, dice un estudio dirigido por el Centro para Investigación Pediátrica de la Mayo Clinic.

iStock_ruizluquepaz_000016965701_Small

Los resultados de esta revisión sirven como recordatorio a los padres de cuán peligroso es exponer a sus hijos al humo de segunda mano”, comenta la Dra. Avni Joshi, autora experta del trabajo y alergóloga e inmunóloga pediátrica del Centro Pediátrico de Mayo Clinic. “Sabíamos que los niños no debían exponerse al tabaco, pero no teníamos claro cuán mala podía ser esa exposición.

El presente estudio hizo factible cuantificar el riesgo y, por ello, no solamente lo informa, sino que permite evaluarlo. Un niño es doblemente proclive a terminar en el hospital con un brote de asma si los familiares continúan fumando”.

El estudio publicado en los Anales de alergología, asma e inmunología refuerza la relación demostrada en estudios anteriores respecto a la vinculación entre la exposición al humo de segunda mano y mayor prevalencia del asma, peor control de la afección y más síntomas.

El equipo de investigación revisó 25 estudios que examinaban la exposición al tabaco en la casa. La revisión incluyó a más de 430.000 niños, con un edad promedio de 7,6 años. La mayoría de los estudios (96 por ciento) investigó la exposición al tabaco en la casa.

“El estudio también demuestra el mayor peso de la enfermedad sobre el sistema de atención médica, que consiste en más tasas de hospitalización”, dice la Dra. Joshi. “Los niños faltan a la escuela cuando están hospitalizados y los padres, al trabajo. Eso representa una gran carga económica para la familia y la sociedad. Además, un niño hospitalizado tiene más riesgo de infecciones adquiridas en el hospital y eso es bastante grave”.

El estudio lleva a los padres el mensaje de que cuando un niño asmático tiene doble probabilidad de requerir una hospitalización, entonces es preciso realizar cambios en la vida para intentar dejar de fumar, añade la Dra. Joshi.

El equipo de la Dra. Joshi entiende cuán difícil es dejar de fumar, y por ello, trabajó con el Centro para Dependencia de la Nicotina y el Centro para Innovación de Mayo a fin de desarrollar un programa que ayude a las familias a dar inicio al esfuerzo por controlar el tabaco. El programa provee a los familiares de los niños asmáticos consejería sobre la nicotina e insumos gratuitos para reemplazarla, durante la cita del niño en el centro pediátrico. Este programa basado en la familia coloca al niño como eje del cambio. Muchas veces, las personas no cambian para favorecerse a sí mismas, pero sí lo hacen por sus hijos, explica la Dra. Joshi.

Share

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *