Errores que cometemos en el gimnasio y que nos impiden progresar. Toma nota

Alguna vez os hemos hablado sobre cómo solucionar distintos errores al realizar peso muerto, al estructurar nuestros entrenamientos, cuando comenzamos a ganar masa muscular, incluso cuando buscamos perder grasa. Hoy vamos a contaros cinco errores que se suelen ver frecuentemente en un gimnasio, entre tantos otros.

Cuerpo fitness

Los errores más frecuentes en el entrenamiento suelen estar relacionados con la técnica de ejecución de los ejercicios, estructuración de los entrenamientos, mala elección de los ejercicios, o simplemente un error en la intensidad y volumen aplicados a los entrenamientos. De esto hablamos a continuación:

  • Errores en el orden de los ejercicios: aunque parezca mentira, el orden de los ejercicios sí influye en la progresión o consecución de nuestros objetivos. Si queremos progresar en Sentadillas en rangos de fuerza y previamente realizamos otros ejercicios como peso muerto o extensión de cuádriceps, llegaremos fatigados a ese ejercicio y no podremos aplicar la intensidad de cargas necesaria para seguir una progresión específica.
  • Pensar que más es mejor: cuando entrenamos para mejorar nuestro rendimiento en cualquier disciplina (tanto entrenando fuerza como entrenando para mejorar nuestros tiempos de carrera) caemos en el error de pensar que más días de entrenamiento nos ayudará a progresar más, cuando eso quizá nos acabe llevando a un sobreentrenamiento y a obtener el efecto contrario, una reducción de nuestro rendimiento por fatiga.
  • Entrenar los abdominales en exceso: muchas personas todavía piensan que para poder ver sus abdominales, deben entrenarlos con mucha frecuencia o realizando muchas repeticiones y esto es un error bastante grave. Para “marcar” los abdominales se debe realizar una dieta hipocalórica que nos permita eliminar la grasa corporal que los recubren.
  • Abusar de los ejercicios monoarticulares: también es muy frecuente ver cómo personas que desean hacer crecer sus bíceps o tríceps, realizan infinidad de ejercicios de aislamiento, como curl de bíceps en distintas modalidades, cuando esto lo único que hará será aumentar nuestra fatiga muscular, pero no nos ayudará a conseguir nuestro objetivo.
  • Basarnos en la congestión y en las agujetas: otro error muy común es pensar que mientras más congestionados acabemos el entrenamiento, mayor será nuestro progreso o también el hecho de creer que las agujetas son un síntoma de haber realizado un mal o buen entrenamiento. En ambos casos, es una equivocación, ya que, ni la congestión ni las agujetas pueden determinar si un entrenamiento está bien hecho o no.
Share