¿El hombre que quieres ya no te busca? Enterate porque duele tanto

Por qué duele que el hombre que queremos ya no nos busque.
Te ha pasado que la persona que tanto te atrae te invita a salir y, tras unas semanas o meses, de pronto pierdes contacto, dejas de saber de él y lo único que sientes es su ausencia, pero, ¿por qué duele que el hombre que quieres ya no te busque?

 

Este tipo de situaciones que derivan en un profundo dolor, tristeza y hasta depresión son comprensibles. La ciencia afirma que sufrir por olvido y amor romántico es algo normal, ya que la zona del cerebro que procesa el dolor físico también se encarga del emocional.

La amígdala -parte del cerebro profundo en donde se establecen las emociones básicas como la ira, miedo e instinto de supervivencia– fija con mayor intensidad las situaciones que se le dieron demasiada importancia, y cuanto más se recuerden se enviarán señales de dolor, afirma Antoine Bechara, profesor de sicología y neurociencia de University of Southern California.

¡Que el vacío sea una oportunidad!

Además, el dolor emocional funciona como una advertencia para no volver a acercarnos a cierto tipo de hombre o mujer que puede herir emocionalmente.

Cuando el hombre que queremos ya no nos busca también se resiente porque hay mucha amargura y enojo. Incluso, la percepción del futuro cambia pensando que no tiene sentido, en algunos casos, el dolor no se supera a pesar de que ha pasado mucho tiempo.

Las uniones sociales están muy vinculados al dolor físico para asegurar que el ser humano permanezca conectado con los demás. Cuando se nos separa de una relación, o un grupo nos rechaza, es muy doloroso así que intentamos evitarlo“, explica Naomi Eisenberger, investigadora de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA) en Estados Unidos.

Muchas veces, el vacío que queda tras la ausencia de la persona deseada se explica por las altas expectativas que se tenían en la relación y lo que positivamente se creía que ocurriría en el futuro.

Lo importante es diferenciar entre el deseo proyectado en esa persona y la realidad que hubo en la relación. Toma en cuenta que cuando hay un interés sincero difícilmente alguien te abandona.

Este tipo de experiencias permiten reflexionar en las oportunidades que se pueden lograr –como ser más selectiva y no anticiparte a una relación incierta– así como la madurez emocional que ganas, más allá de verlas como un fracaso.

Share

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *