Cómo mantener tu piel saludable cuando tienes artritis reumatoide


La artritis reumatoide es una enfermedad que puede afectar distintas partes del cuerpo, entre ellas la piel. Algunos de los daños más comunes de la artritis reumatoide a la piel son las erupciones y los nódulos.

Con la artritis reumatoide, algo en el cuerpo se vuelve loco y comienza a atacar a sí mismo. A pesar de que es en su mayoría en las articulaciones, en realidad cualquier órgano, por desgracia, puede verse afectado.

Nódulos causados por artritis reumatoide

Muchas personas que viven con artritis reumatoide desarrollan nódulos o pequeños bultos debajo de la piel. Los nódulos suelen aparecer cerca de una articulación en el codo, nudillos o los dedos, aunque pueden estar en cualquier parte del cuerpo. Éstos son más comunes en las formas más graves de la enfermedad o si se ha dejado sin tratar durante un tiempo.

Por lo general, estos nódulos son indoloros pero, dependiendo de su localización, pueden causar algunas molestias. Si los nódulos están en las superficies de los brazos, como el codo o la muñeca, por lo general no molestan a las personas, excepto estéticamente. Sin embargo, si los nódulos están en un lugar donde se aplica presión, como la parte inferior del pie, por ejemplo, entonces puede ser doloroso.

Usualmente estos nódulos se eliminan con el tratamiento médico adecuado.

Vasculitis

La artritis reumatoide también puede causar inflamación de los vasos sanguíneos, esta inflamación es conocida como vasculitis. Muy a menudo, los pequeños vasos sanguíneos están implicados, en particular las que suministran sangre a la piel en las yemas de los dedos. Por lo general se ve como una erupción de color azul o púrpura cerca de las uñas de las manos.

Las formas más graves de vasculitis pueden ocurrir en los vasos sanguíneos más grandes, tales como los de las piernas, y causar erupciones o úlceras dolorosas. Si no se tratan, estas úlceras pueden infectarse, por lo que es importante ver a un médico inmediatamente si sospecha un problema similar.

Consejos de los expertos

La manera más importante para mantener la piel sana mientras vives con artritis reumatoide, es seguir un programa de medicamentos recetados por tu médico. Si los pacientes cumplen con el medicamento que su reumatólogo les da y lo consumen a tiempo, por lo general no tendrán que hacer frente a muchos de estos efectos secundarios de la enfermedad.

El uso de protección solar también es clave para evitar complicaciones en la piel. Usa camisas de manga larga y sombreros para protegerte cuando vas fuera y siempre utiliza bloqueador o protector solar. También es recomendable ver a un dermatólogo anualmente para una revisión de la piel.

Fuente: Everydayhealth.com

Share